Consejos - ¿Cuáles son las causas de una hemorragia por varices esofágicas?

Posted on

Los pacientes con várices esofágicas y con alto riesgo de sangrado deberían ser tratados con betabloqueantes no selectivos como prevención primaria.

Las Várices del Esófago en la gran mayoría son producidas por Cirrosis Hepática, ocasionadas por hipertensión portal, algunas veces por trombosis de las venas esplécnicas. Otras técnicas contra la hemorragia refractaria incluyen: Hay Tratamiento para eliminar varices esofágicas, cuando probablemente pensabas que era un problema exclusivo de las piernas. Las várices esofágicas casi siempre aparecen en personas que tienen cirrosis hepática (del hígado). Las várices esofágicas casi siempre aparecen en personas que tienen cirrosis hepática. La hemorragia de varices esofágicas puede detenerse sola o con tratamiento. Sin embargo, el sangrado de varices esofágicas puede ser mortal, particularmente en personas con enfermedad de hígado severa. Más del 50 % de las personas que sobreviven a los episodios de hemorragia debido a las várices esofágicas sufrirán le recurrencia del problema durante el primero y segundo años. La mejor manera de prevenir las várices esofágicas es reducir el riesgo de cirrosis. No existe vacuna para prevenir el contagio de la hepatitis C. Si tiene várices esofágicas, el tratamiento puede prevenir la hemorragia.

¿Cuáles son las causas de una hemorragia por varices esofágicas?

  • Patogenia: desconocida
  • Se postula:
  • Hipergastrinemia
  • Pepsinógeno I sérico bajo
  • Aumento de la presión portal
  • Aumento de los niveles PGE

Al menos el 50 % de las personas que sobreviven una hemorragia de las venas esofágicas tiene riesgo de sufrir hemorragias futuras durante los dos primeros años.

Además del tamaño de las várices, marcas rojas en las várices y enfermedad hepática avanzada (enfermedad de Child-Pugh B o C) identificar a los pacientes en alto riesgo de hemorragia. En los pacientes con cirrosis compensada (es decir, sin ascitis, hemorragia por VGE, encefalopatía o ictericia), la estratificación del riesgo comienza con una evaluación de la presencia de de VGE. Las VGE están presentes en el 20% de los pacientes con cirrosis, ya sea en forma aislada combinadas o con várices esofágicas. La hemorragia de las várices del fondo gástrico es más grave y se asocia con una tasa mayor de mortalidad por sangrado de esofágicas. En la actualidad, las recomendaciones terapéuticas se aplican a todos los pacientes con hemorragia por várices esofágicas. Sin embargo, la tasa de hemorragia de cualquier origen no fue significativamente diferente de la tasa por hemorragia por las úlceras de las várices esofágicas inducidas por la ligadura endoscópica. A veces, las varices esofágicas pueden romperse, causando una hemorragia potencialmente mortal. Los signos y síntomas de la hemorragia por varices esofágicas incluyen: Visita a tu médico si presentas cualquier signo o síntoma que te preocupe. Si has sido diagnosticado con alguna enfermedad de hígado, pregunta a tu médico acerca del riesgo a padecer varices esofágicas y cómo puede reducirse el riesgo de estas complicaciones.

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN PACIENTES CON HEMORRAGIA DIGESTIVA ALTA POR VARICES ESOFÁGICAS EN SCCU

  • Vómitos con sangre
  • Heces alquitranadas y oscuras
  • Sangrado rectal

Las varices esofágicas son más a menudo una complicación de la cirrosis (cicatrización irreversible del hígado).

Las causas pueden incluir: Aunque muchas personas con enfermedad hepática avanzada desarrollan varices esofágicas, la mayoría no va a experimentar sangrado. de hemorragia por varices esofágicas existe un alto riesgo de recurrencia, manejo endoscópico de la hemorragia por várices esofágicas. esclerosis y ligadura en pacientes con sangrado activo severo por várices esofágicas. Si te diagnosticaron una enfermedad hepática, consulta al médico sobre el riesgo de desarrollar várices esofágicas y cómo puedes reducir el riesgo de estas complicaciones. Si te diagnosticaron una enfermedad hepática, consulta al médico sobre el riesgo de tener várices esofágicas y cómo puedes reducir el riesgo de estas complicaciones. A veces, se forman várices esofágicas cuando se obstruye el flujo de sangre hacia el hígado; a menudo debido al tejido cicatricial en el hígado originado por una enfermedad hepática. Entre las causas de várices esofágicas se incluyen: Si bien muchas personas que padecen enfermedad hepática avanzada desarrollan várices esofágicas, la mayoría no presenta sangrado. Hay más probabilidades de que las várices sangren en los siguientes casos: La complicación más grave de las várices esofágicas es la hemorragia.

  • Se pueden inyectar directamente las várices con un medicamento coagulante.
  • Se puede colocar una banda de caucho alrededor de las venas sangrantes (llamado ligadura).

Actualmente, no existe un tratamiento para prevenir la aparición de várices esofágicas en personas con cirrosis.

Los signos y síntomas de la hemorragia por várices esofágicas incluyen: Haga una cita con su médico si presenta cualquier signo o síntoma que le preocupe. Las várices son más propensas a sangrar si usted tiene: La complicación más grave de las varices esofágicas es la hemorragia. Si tiene cirrosis, su médico debe evaluarle en busca de varices esofágicas en el momento en que se diagnostica por primera vez. Los tratamientos para reducir la presión sanguínea en la vena porta pueden reducir el riesgo de hemorragia por várices esofágicas. Actualmente, ningún tratamiento puede prevenir el desarrollo de varices esofágicas en personas con cirrosis. Si bien los bloqueadores beta son eficaces en la prevención de la hemorragia en muchas personas que tienen várices esofágicas, que no previenen la formación de varices esofágicas. Es importante destacar que en pacientes con hemorragia por varices y enfermedad hepática avanzada debe plantearse la posibilidad de recomendar trasplante hepático si no existen contraindicaciones. La cirrosis tiene varias causas, pero las más comunes son: Es común que los síntomas de la cirrosis no aparezcan hasta que la enfermedad alcanza etapas más avanzadas. Cirrosis, hipertensión portal, várices esofágicas. La hemorragia digestiva por ruptura de várices esofágicas es una complicación grave, y de elevado riesgo para la vida del paciente con cirrosis hepática. Tratamiento de la hemorragia por várices esofágicas. Hasta la llegada de la posible hemorragia, las varices esofágicas no presentan ningún tipo de síntoma en el paciente. Las varices esofágicas son el resultado de la hipertensión portal que suele tener su origen en la cirrosis hepática. El fármaco denominado octreotida (Sandostatin) se utiliza a menudo junto a un procedimiento endoscópico para el tratamiento de la hemorragia por varices esofágicas. El sangrado se produce en la mayoría de las personas con hemorragia por varices esofágicas. Tratar la causa subyacente de la hemorragia por varices puede ayudar a prevenir su recurrencia y tratar la enfermedad del hígado que puede impedir su desarrollo. En la actualidad, ningún tratamiento puede prevenir el desarrollo de varices esofágicas para las personas con cirrosis.